Presentación del libro “La tenista esquimal contra el eterno masculino” de Guillermo Lorenzo

“El macho canta y las hembras caen rendidas a sus pies. Este sería el juego de roles pronosticado por Darwin y sus palmeros si la música fuera un resultado evolutivo de La selección sexual. Pero la asimetría hombre/mujer ni es natural ni es inevitable. Guillermo Lorenzo constata en este preciso(cioso) artefacto escrito que si existen muchos más músicos masculinos que femeninos es porque ha habido más hombres que mujeres que han tenido la oportunidad de desarrollar su talento musical; pero también porque las mujeres que lo ha hecho están menos representadas en el relato histórico. La tenista esquimal contra el eterno masculino no sólo ajusta cuentas y revienta el canon patriarcal, sino que viaja por el punk, el jazz, el folk, la surf music, el pop, la psicodelia o el kiwi rock a la grupa de músicas minúsculas que construyen una galaxia incontenible y necesaria. Nombres clave en el libro: Billie Holiday, Jutta Hip, Bobbi Humphrey, Karen Dalton, Vashti Bunyan, Lora Logic, Poly Styrene, The Raincoats, Gaye Advert, Penelope Houston, Kendra Smith, Hope Sandoval, Mary Lou Lord, Inger Lorre, Look Blue Go Purple, La Luz, Shana Cleveland, Isa Fernández, Juliana Hatfield, The Charades, Magia Bruta, y otras. Sobre el autor: Guillermo Lorenzo es profesor de Lingüística en la Universidad de Oviedo. Su trabajo como investigador se centra fundamentalmente en la evolución, desarrollo e implantación del lenguaje en el cerebro. Es autor de trece libros y de unos setenta artículos y capítulos de libros de su especialidad. Entre sus últimas publicaciones destacan Computational phenotypes. Towards an evolutionary development biolinguistics (Oxford University Press, 2013), El innatismo. Orígenes, variaciones y vitalidad de una idea (Cátedra, 2018) y Sound, syntax and contact in the languages of Asturias (John Benjamins, 2022). Cuando no investiga o enseña, lee, escucha música y escribe sobre lo que lee y escucha. Resultado de esta actividad, la única con la que realmente consigue sentirse intelectualmente realizado, ha sido un breve libro titulado De la música minúscula (Eolas/menoslobos, 2022)”